Un mes y 14 días, prepárese: Viswanathan Anand contra Boris Gelfand


En un mes y 15 días estaremos presenciando el Campeonato Mundial de Ajedrez, que se llevará a cabo en Moscú, Rusia, entre el campeón defensor, Viswanathan Anand, de la India, y Boris Gelfand, de Israel.

Este es quizás un encuentro por demás interesante, considerando que ambos jugadores ya rondan los 40 o más años, y es quizás uno de los matches con jugadores de “más edad”, por decirlo de alguna manera, que enfrentan el título mundial.

Gelfand es un viejo conocido de los torneos más fuertes del mundo, en donde quizás no había tenido la suficiente suerte o garra para colarse en el primer sitio.

Sin embargo, en la Copa Mundial del 2011, en donde ganó inobjetablemente, entonces se hizo acreedor a retar al campeón mundial actual.


Quizás el triunfo en la Copa Mundial 2011 sea uno de los mayores éxitos de Gelfand, a pesar de que su fuerza ajedrecística, su rating, no coloca entre los diez mejores del mundo.

No obstante, se espera que sea un emocionante encuentro, en donde ambos jugadores buscarán sacar ventaja de la más mínima debilidad del adversario.

Por su parte, el campeón defensor, Vishy Anand, ha defendido con éxito su título mundial desde el 2007, cuando venció en el Campeonato Mundial celebrado en la Ciudad de México.

En ese entonces, Kramnik tuvo que ceder su título ante el nivel que mostró Anand. Poco después, el propio Anand tendría que defender, en un aguerrido match, su título frente al excampeón Vladimir Kramnik.

Ese encuentro demostró que Vishy es un gran campeón y que puede ganar el título en un match contra otro jugador o en un torneo donde juegan los mejores del planeta. Un par de años después defendería de nuevo su título ante el excampeón mundial Vesselin Topalov, de Bulgaria, en donde el de la India dijo, después de ganar dramáticamente la última partida, que había sido uno de los encuentros más difíciles, si no el que más, de toda su carrera ajedrecística.

Fue un encuentro notable, porque Topalov es un luchador incansable y, además, sigue como norma las “reglas de Sofía”, que se implantaron en un torneo anterior, en Sofía, Bulgaria, y en donde los jugadores no pueden ofrecer el empate, sino que tienen que jugar hasta prácticamente quedar rey contra rey.

Ahora se enfrentarán en Moscú a 12 partidas, y el ganador será quien acumule 65 puntos o más. Se jugará a un ritmo de 120 minutos para las primeras 40 jugadas, con 60 minutos para los siguientes 20 movimientos y 15 minutos más para el resto del juego, con incremento de 30 segundos por jugada a partir de la número 61.
Llama la atención que, en contraste con todos los torneos anteriores, los jugadores no estarán obligados a llevar una planilla con las jugadas y no tendrán que anotarlas.

Desde luego que con todos los sistemas electrónicos existentes parece de una obviedad esto, pero es claro que siempre los jugadores han anotado sus partidas y dudo que los jugadores no vayan a hacerlo en esta ocasión.

Si al final de las 12 partidas hay un empate a seis puntos, los jugadores deberán jugar un encuentro a dos partidas, con un control de tiempo de 5 minutos para toda la partida con 3 segundos de incremento por cada jugada hecha.

Si después de esas dos partidas sigue el empate, se volverán a jugar dos partidas más. Si aún así persiste el empate después de 5 encuentros dobles (10 partidas), se tendrá que jugar una partida a muerte súbita, la cual el jugador que lleve blancas recibirá 5 minutos para toda la partida, mientras que quien lleve negras recibirá solamente 4 minutos.

Si hay un empate, el triunfo será para las negras, el cual será declarado ganador del match.

Las reglas del encuentro exigen que los jugadores den una conferencia de prensa conjunta de unos 20 minutos. Podrán llevar en sus ropas las marcas de sus patrocinadores si esto no entra en conflicto con la organización de la FIDE. Se espera que ambos jugadores vistan con traje para cada sesión.

El total de premios será de al menos de un millón de euros, ya descontando impuestos. El ganador se llevará 60% y el perdedor 40% del premio. Si hay empate, el ganador recibirá 55% y el perdedor 45% del total de premios. Los organizadores pagarán 20% del premio a la FIDE.

El encuentro se llevará a cabo en Moscú, en la Galería Tretyakov, que existe desde 1856, propiedad del coleccionista Pavel Tretyakov (1832-1898). Actualmente la realidad es que esta galería es prácticamente un museo y cuenta con unas 170 mil piezas artísticas. Esto sin duda será algo nuevo en un encuentro por el campeonato del mundo, del cual ya estamos a la expectativa.

Visto: Siembargo
Web Oficial: Campeonato Mundial de Ajedrez

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.