Jaque mate a la oscuridad | El cartagenero Jaime Espadiña en la prensa

"Los buenos aficionados al ajedrez también ven en la mente las posiciones de las piezas y de las jugadas". La frase corresponde a Jaime Espadiña Solano, un cartagenero de 48 años de edad que padece ceguera absoluta y que lleva siete años formando parte del Club Ajedrez Sauces de Cartagena.
El cartagenero Jaime Espadiña disputa el campeonato regional de ajedrez pese a ser invidente desde que nació.
Utilizando el reloj y pasando la mano por encima de las piezas para percibir cómo está la situación de las fichas

Su especial tablero presenta la misma jugada que el principal
"Los buenos aficionados al ajedrez también ven en la mente las posiciones de las piezas y de las jugadas". La frase corresponde a Jaime Espadiña Solano, un cartagenero de 48 años de edad que padece ceguera absoluta y que lleva siete años formando parte del Club Ajedrez Sauces de Cartagena.

El pasado sábado inició la disputa del XXVIII campeonato regional individual absoluto, donde espera quedar "en la zona media de la clasificación final" y en el que se pudieron observar las peculiaridades tienen sus partidas. Frente a él hay dos tableros. Uno es el standard sobre el que el jugador contrario mueve las fichas. El otro, más próximo a Jaime, es especial. Las casillas blancas están más hundidas que las negras para que pueda identificarlas al tacto. También las fichas oscuras llevan una bolita en la parte alta con el mismo objetivo. Cuando pasa la palma de la mano por encima de las fichas, en su mente se dibuja la situación de la partida en ese momento. También es especial su nota de apuntes y un auricular le permite hacer uso del reloj.

"Para mí el ajedrez es algo especial", indica a Cartagena de Hoy, además de explicar que comenzó a practicarlo "de pequeño, en el centro de la ONCE". Después entró a formar parte de equipos cartageneros, "primero con el Casino y desde hace siete años con Sauces".

Jaime arropado por los compañeros de Sauces

Vía | Cartagena de Hoy

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.